Traslado de residuos entre Comunidades Autónomas II. Novedades.

Traslado de residuos entre Comunidades Autónomas II. Novedades.

Traslado de residuos entre Comunidades Autónomas

Como novedades de la Ley 22/2011, de residuos y suelos contaminados que regula el traslado de residuos en el interior del territorio español.hay que destacar que se regula la figura del operador del traslado. Esta figura ya se contemplaba en la Ley 22/2011 aunque sin definirla expresamente puesto que se remitía al concepto de notificante contemplado en el Reglamento europeo de traslados.

Ahora, el Real Decreto define la figura de “operador del traslado” como la persona, física o jurídica, que pretende trasladar o hacer trasladar residuos para su tratamiento de una Comunidad autónoma a otra y en quien recae la obligación de notificar el traslado. Se prevé que pueda actuar como operador del traslado una variedad de personas listadas en el artículo 2:

  • el productor del residuo con carácter general y siempre que el origen del traslado sea el lugar de producción del residuo

  • el gestor del almacén o de la instalación de tratamiento, en el caso de que se recojan residuos procedentes de distintos productores o poseedores en un único vehículo y se trasladen a un almacén o a una instalación de tratamiento de residuos

  • el gestor del almacén, en el caso de que el traslado se realice desde un almacén autorizado

  • el negociante

  • el agente

  • el poseedor del residuo, en los casos en que los sujetos anteriores sean desconocidos.

    También, como novedad, se impone la obligación de que se formalice un contrato de tratamiento, definido éste como el acuerdo entre el operador y el destinatario del traslado que establece, al menos, las especificaciones de los residuos, las condiciones del traslado y las obligaciones de las partes cuando se presenten incidencias. En la regulación del contrato se prevé cómo puede formalizarse éste en casos de traslados múltiples y en determinadas situaciones particulares. Así, para el caso de traslados consistentes en el transporte de residuos procedentes de distintos productores o poseedores en un único vehículo hacia una instalación de gestión, el contrato de tratamiento se establecerá entre el productor o poseedor del residuo y el gestor de la instalación. Para el caso de que el traslado de residuos se realice entre dos instalaciones de tratamiento gestionadas por la misma entidad jurídica, el contrato se sustituye por una declaración de la entidad en cuestión que incluya al menos el mismo contenido que el contrato de arrendamiento. Finalmente, se prevé que para casos en que la norma de un determinado flujo de residuos así lo establezca los sistemas de responsabilidad ampliada del productor que organicen la gestión de los residuos podrán ser los que suscriban el contrato de tratamiento.

About the author

andres administrator

A %d blogueros les gusta esto: